Discernimiento

De “nuevaerista” a “falso Cristiano”… la delgada línea entre ambos

Esta es una entrada un tanto difícil de escribir, ya que yo misma pasé por exactamente el mismo proceso, y estuve en alto riesgo de haberme convertido en una falsa Cristiana en el momento en que buscaba mi salida de los engaños de la nueva era.  Es difícil escribir sobre ésto porque sé que la primera reacción que se tiene es de enojo, rechazo y condenación hacia la persona que nos indica algo que nos incomoda.  Un proceso psicológico normal de la disonancia cognitiva es primero negarse y refutar aquello que se contrapone a nuestra creencia, y cuando empieza a ser más fuerte la disonancia, la persona busca realizar ataques ad-hominen ( ataques personales, ataques al trabajo que la persona realiza, ataques a su capacidad o entendimiento, o incluso ofensas ) ya que la persona prefiere desacreditar a la fuente que le genera incomodidad, antes de cuestionarse a sí misma.

Sin embargo este es un tema que se ha dado con frecuencia en estos meses, y creo que es nuestra obligación hablarlo, y compartir que muchos pasamos exactamente por lo mismo, y existe la necesidad de distinguir entre ser un verdadero Cristiano, o solamente adaptar un sistema de creencias y una necesidad de poder bajo el nombre de “Cristiano”.

En varios videos he comentado que cuando estaba desesperada buscando sanar de la nueva era y que ya me había dado cuenta que es un engaño, caí en una iglesia carismática pentecostal. Allí  oraron muy lindo por mí, eso no lo niego, y la mayor parte de la gente de la congregación se ven personas muy amables, muy preocupadas por tí. El problema fue cuando empezaron a presionarme de hablar en lenguas para probar que el Espíritu Santo ya había venido en mí, y cuando empezaron a usar música estridente para alabar, y cuando empezaban a tocar y derribar en el espíritu a la gente con supuestas sanaciones e imposiciones de manos. Solamente asistí dos veces más, y huí de esa congregación sintiéndome decepcionada, ya que el mismo espíritu kundalini que había experimentado en la nueva era, estaba allí, disfrazado de “Espíritu Santo”.  Al tiempo me enteré que el Pastor de ese lugar había estado en satanismo en su juventud, y aunque eso no quiere decir que no se haya arrepentido sinceramente, lo que sí me muestra es lo adictivo que puede ser el poder, ya que este pastor gustaba demasiado de hablar en lenguas, imponer manos y tirar a las personas al piso.

Cuando uno sale de la nueva era, sigue cargando una serie de conceptos mentales que a veces son difíciles de desprogramar. El enemigo lo sabe muy bien, nos conoce desde que nacimos en el caso de espíritus familiares, y sabe por dónde llegar. En mi caso sentí claramente que el enemigo dijo : “si esta chica se me vá de la nueva era y la wicca, entonces vamos a darle un lugar donde hablen de Jesús y la Biblia pero mezclen prácticas donde finalmente yo tenga un pie en la congregación”. Pude ver claramente la trampa detrás de todo ésto, y fue un camino solitario en el cual me aferré a las Escrituras y estuve desechando desde libros y cuadernos de la nueva era, hasta libros que gente bien intencionada que se dice Cristiana me habían dado (como el de la Cabaña) y que ni leí por gracia de Dios, porque algo simplemente no me sonaba. Empecé a borrar páginas que seguía, subscripciones, y analizar muy bien a aquellas que decían hablar de Jesús y de Dios, y que entre una y otra enseñanza metían falsas doctrinas.  La desesperación es grande, porque actualmente no se puede encontrar un solo ministerio que tenga toda la verdad… de los que actualmente sigo, son solo 3-4 que siento que dicen mayormente la verdad, de allí se derivan innumerables sitios supuestamente Cristianos que mezclan mucha falsa doctrina con verdades, y esto es un enorme peligro para quien es un Cristiano recién nacido de nuevo… y peor si venía del nuevaerismo.

En el video que anexo abajo, comenté un poco al respecto de que actualmente pienso que es mucho más difícil para una persona que se considera Cristiana (incluso los Católicos entran en esto), y cuyo Cristianismo ha sido contaminado por el enemigo, darse cuenta que está siguiendo doctrinas y manifestaciones de demonios, que para un nuevaerista darse cuenta de ello. Pareciera que el ex-nuevaerista se da cuenta con más humildad y temor cuando entiende que los rituales que hacía eran brujería, que la adivinación está manipulada, que adorar a la naturaleza es paganismo…. pero hacer entender a una persona que se denomina Cristiana, que ciertas cosas son idolatría, que los dones que recibe no vienen de Dios, que ciertas cosas que le pasan pueden ser inspiradas por el enemigo, es una tarea aún más difícil, porque a diferencia del ex-nuevaerista que no tiene justificaciones, el supuesto Cristiano se aferra a decir que lo hace en el nombre de Jesucristo y que lo hace al leer la Biblia o en una congregación Cristiana.

Muchos ex-nuevaeristas van en pos de dones, poderes, manifestaciones sobrenaturales como las de la nueva era, bajo la cobija de una supuesta tranquilidad por hacerlo en nombre de Jesucristo. Es muy sencillo verlo :

Adivinación o Profecía

Una persona tira las cartas para “ayudar” a una mujer que quiere saber lo que pasa con una situación económica, y recibe información de demonios al respecto CONTRA un profeta en una iglesia que le dice a un miembro de su congregación que tiene un mensaje de la divinidad sobre su situación laboral y le entrega un mensaje “en nombre de Dios” sin darse cuenta del tremendo pecado que es usar el nombre de Dios en vano (es decir, cuando realmente ni es Dios quien tuvo nada que ver con el mensaje).

Sanaciones por energía o Sanaciones por el Espíritu Santo con fuego

Una persona asiste a una sesión de reiki porque le duele mucho la espalda CONTRA una persona asiste a un pastor o sacerdote que dice tener dones para sanar. Ambos imponen las manos sobre la persona. El reikista usa símbolos para llamar demonios y manifestar una sanación y la logra, pero una entidad se pega al paciente y empieza a tener manifestaciones extrañas en su vida. El sacerdote o pastor en lugar de solo orar y dar recomendaciones de fe, lectura de la Biblia y oración al enfermo, declara sanidad sobre la persona porque EL dice que debe ser sana, y usa el nombre de Jesús para respaldar la sanación. La persona sale sintiéndose mejor por efecto psicológico, o incluso peor, por influencia y engaño del enemigo, y de ahora en adelante piensa que no necesita una relación personal con Jesús, sino solo ir a ver al sacerdote o pastor para que la sanen. El enemigo ha logrado evitar que esa persona empiece una relación personal con Jesús.

Eliminar larvas astrales e implantes o Exorcismos y liberaciones espirituales

Una persona se queja de malos sueños y sentir presencias. El sanador nuevaerista le dirá que tiene implantes o larvas astrales, hará un ritual de corte de lazos y de desactivación de implantes CONTRA un pastor o sacerdote que indica a la persona estar demonizada y requerir una serie de utensilios como agua bendita, velas, crucifijos, y la persona es sometida a presión grupal para “expulsarle” los demonios mediante órdenes, gritos, imposición de manos, etc.

Por mero factor psicológico, la persona se siente más ligera en ambos casos, porque cree que ha sido liberada de implantes o de demonios, lo que aplique. Mientras tanto, los demonios se van con la persona, muertos de risa, sabiendo que aún tienen acceso y que la solución es bastante temporal ya que cuando quieran, volverá la opresión, ya que la persona no sabe que la única forma de protegerse es a través de la armadura de Dios descrita en Efesios 6 y la necesidad de verdadera y sinceramente nacer de nuevo. Mientras no te conviertas en Hijo/a de Dios, serás Hijo/a de Satanás y el podrá oprimirte las veces que quiera.

Actividad paranormal o “Angeles” que se manifiestan

Una persona se queja de oír voces y sentir presencias al dormir. Un gurú nuevaerista le dice que lo que oye son sus guías espirituales que le ayudarán a ascender, y que escuche lo que le digan. De ello se genera un proceso de parasitación que los nuevaeristas llaman : “walk-in”  CONTRA  esa misma persona en lugar de acudir con un gurú nuevaerista, acude con un falso Cristiano o Cristiana que le dice que seguramente tiene un don de profecía y que son ángeles de Dios que le dan mensajes. La entidad por supuesto acomoda sus mensajes según lo que la persona crea que son, si son ángeles los hará angelicales y con tonos Bíblicos, si es un extraterrestre hablará de pléyades, etc.

Un enorme riesgo de oír voces, es pensar que Dios les habla. Personas que mandan mensajes verbales o escritos supuestamente de Dios, no tienen diferencia con los que canalizan mensajes supuestamente de extraterrestres. No tienen modo de probar a los espíritus, ni entienden que la forma de hablar con Dios es mediante la oración,  y que sus respuestas nunca serán audibles o en experiencias psíquicas, e incluso en sueños se necesita demasiado discernimiento para poder distinguir lo que sea de Dios y lo que no lo es.

La mayoría de Cristianos fuertes en la Palabra que seguimos de todos los países del mundo, algunos de ellos ex-nuevaeristas que se convirtieron en grandes hombres y mujeres al servicio de Jesús, ninguno habla de oír voces, tener sueños proféticos a cada instante, profetizar eventos, darles a otros mensajes “de Dios”, y cosas así. Todos concuerdan que esas experiencias extrañas cesaron poco a poco a medida que fueron encontrando una relación con Cristo.  En mi caso puedo decir lo mismo, fue un proceso de meses para ir dándome cuenta de lo que me alejaba de Dios,  pero a medida que lo transitaba, menos y menos experiencias paranormales me pasaban, y si acaso alguno que otro sueño con cierta información que era SOLO PARA MI pude tener, y aún así los puse a prueba primero. Jamás tendría el atrevimiento de ir a decirle a alguien lo que “Dios” le manda a decir o lo que soñé pensando que le aplica a todo el mundo.  Considero (y es la misma opinión de los Cristianos a los que sigo y de quien aprendo alrededor del mundo) que usar el nombre de Dios en mensajes que él NO ha dado y dar profecías vanas como las que inundan la red, es algo muy grave por lo cual se tendrá que dar cuentas eventualmente.

Un exnuevaerista acostumbrado a experiencias paranormales sigue ávido de las mismas, pero ahora validadas por Dios supuestamente. Un Cristiano dependiente de señales no es diferente a los Judíos que pedían señales para tener fe. Tal como una mascota que solo ama a su amo porque le da comida, pero si no se la diera, lo ignoraría y buscaría quién si se la diese, tan frágil es la fe de una persona que usa al Creador como si fuera el mago de la lámpara. Cuando no entendemos que NOSOTROS estamos para servir a nuestro Creador, y no para que EL nos sirva (aun pensando que le pedimos cosas “buenas” para los demás)  creo que habremos cruzado el umbral entre ser un Cristiano Nuevaerista y ser un verdadero Cristiano.   Uno puede acercarse con confianza a pedir, pero siempre dejando que el Padre decida lo que entrega. Esto no va acorde con un nuevaerista que cree que debe “manifestar” lo que él quiera y crea que es lo mejor, ni tampoco va acorde a una persona que clama ser Cristiano pero que se basa en dones y manifestaciones a través de sí mismo y que si no las viera, posiblemente no seguiría en ese camino.

El blog no solo ha tocado las fibras de nuevaeristas, en la mayoría de los casos para bien y para reflexión, sino ha tocado las fibras de muchas personas que se consideran Cristianos pero sin embargo siguen un sistema muy similar al nuevaerismo, bajo la cobija de decir que viene de Jesús todo don sobrenatural. Ojalá que en la mayoría de los casos sea motivo de reflexión también en quienes se denominan Cristianos… sin embargo seguimos viendo en algunas respuestas que nos mandan, las mismas desviaciones nuevaeristas, solo que “cristianizadas”.

Pondré como ejemplo dos emails recibidos, que aunque son contextos diferentes, siguieron exactamente el mismo patrón :

Hace unos meses un nuevaerista nos escribe para defender sus posturas. Con sus creencias programadas en la mente, defiende que hay muchos caminos para llegar a Dios: el budismo, el islam, el hinduismo, el catolicismo, el paganismo, todos son válidos. Nos envía un mensaje canalizado de las pléyades para que lo entendamos. Luego nos ataca por hablar de Jesucristo, quien para ésa persona es solo un maestro ascendido y no debemos honrarlo como nadie especial.

Y hace unos días nos llega un mensaje de una persona que se dice Cristiana. Nos escribe para defender los dones del Espíritu Santo. Con sus creencias programadas en la mente, defiende que las lenguas, la profecía, las sanaciones y las cuestiones paranormales son vigentes. Nos envía un mensaje que Dios le dio a él para nosotros, para que lo entendamos. Luego nos ataca por ser exnuevaeristas y porque algunos testimonios hablan de abducciones y extraterrestres, en lugar de decir desde un inicio que son demonios (siendo que creo que hemos dejado muy claro en todos los videos y en el blog que lo son).

La verdad es que casi es un copy-paste con diferentes creencias… pero finalmente los que están detrás jalando los hilos del engaño, son los mismos…

Todo lo que comentamos en este blog no es un ataque personal a ninguna persona, sea nuevaerista, ocultista, católico, cristiano o ateo. Pero se debe denunciar el engaño, la forma como opera el enemigo y los diferentes “costales” donde puede una persona caer, que finalmente todos vienen en la misma carreta con destino al lago de fuego.  Los nuevaeristas y ocultistas saben que están orando a otros dioses, extraterrestres o seres, lo que no saben es quienes son esos seres, y quién es su creador. Los falsos cristianos o católicos ya sea que oren a María o ángeles o santos o personas que aparecen en las Escrituras, o a un falso Cristo o a un falso Dios, aunque tienen la Palabra de Dios a la mano, no la están leyendo como es, están tomando lo que se acomoda a sus creencias y por tanto terminan conectando con los mismos de siempre.

Estas palabras de la Biblia deben dejar pensando mucho a los nuevaeristas :

Isaías 57 Reina-Valera 1960

 3 Mas vosotros llegaos acá, hijos de la hechicera, generación del adúltero y de la fornicaria.

4 ¿De quién os habéis burlado? ¿Contra quién ensanchasteis la boca, y alargasteis la lengua? ¿No sois vosotros hijos rebeldes, generación mentirosa,

5 que os enfervorizáis con los ídolos debajo de todo árbol frondoso, que sacrificáis los hijos en los valles, debajo de los peñascos?

6 En las piedras lisas del valle está tu parte; ellas, ellas son tu suerte; y a ellas derramaste libación, y ofreciste presente. ¿No habré de castigar estas cosas?

7 Sobre el monte alto y empinado pusiste tu cama; allí también subiste a hacer sacrificio.

8 Y tras la puerta y el umbral pusiste tu recuerdo; porque a otro, y no a mí, te descubriste, y subiste, y ensanchaste tu cama, e hiciste con ellos pacto; amaste su cama dondequiera que la veías.

9 Y fuiste al rey con unguento, y multiplicaste tus perfumes, y enviaste tus embajadores lejos, y te abatiste hasta la profundidad del Seol.

10 En la multitud de tus caminos te cansaste, pero no dijiste: No hay remedio; hallaste nuevo vigor en tu mano, por tanto, no te desalentaste.

11 ¿Y de quién te asustaste y temiste, que has faltado a la fe, y no te has acordado de mí, ni te vino al pensamiento? ¿No he guardado silencio desde tiempos antiguos, y nunca me has temido?

12 Yo publicaré tu justicia y tus obras, que no te aprovecharán.

13 Cuando clames, que te libren tus ídolos; pero a todos ellos llevará el viento, un soplo los arrebatará; mas el que en mí confía tendrá la tierra por heredad, y poseerá mi santo monte.

14 Y dirá: Allanad, allanad; barred el camino, quitad los tropiezos del camino de mi pueblo.

15 Porque así dijo el Alto y Sublime, el que habita la eternidad, y cuyo nombre es el Santo: Yo habito en la altura y la santidad, y con el quebrantado y humilde de espíritu, para hacer vivir el espíritu de los humildes, y para vivificar el corazón de los quebrantados.

16 Porque no contenderé para siempre, ni para siempre me enojaré; pues decaería ante mí el espíritu, y las almas que yo he creado.

17 Por la iniquidad de su codicia me enojé, y le herí, escondí mi rostro y me indigné; y él siguió rebelde por el camino de su corazón.

18 He visto sus caminos; pero le sanaré, y le pastorearé, y le daré consuelo a él y a sus enlutados;

19 produciré fruto de labios: Paz, paz al que está lejos y al cercano, dijo Jehová; y lo sanaré.

20 Pero los impíos son como el mar en tempestad, que no puede estarse quieto, y sus aguas arrojan cieno y lodo.

21 No hay paz, dijo mi Dios, para los impíos.

Y estas palabras de nuestro Redentor deben dejar pensando mucho a aquellos que creen que reciben dones de Jesús, cuando estos dones no venían de él:

Mateo 7:21-23

Nunca os conocí

 21 »No todo el que me dice: “¡Señor, Señor!”, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. 22 Muchos me dirán en aquel día: “Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros?” 23 Entonces les declararé: “Nunca os conocí. ¡Apartaos de mí, hacedores de maldad!”

Es muy duro admitir los engaños, al menos, la gente que estuvo en la nueva era sí dice con todas sus palabras que estuvo engañada por demonios… el gran problema del Pentecostalismo y los Carismáticos y quienes siguen creyendo en dones,  es que dicen que es Dios quien les genera todas esas experiencias sobrenaturales, sanaciones, sueños proféticos, lenguas, etc cuando en realidad todos los que hemos salido de la nueva era ya sabemos claramente que si algo es muy sobrenatural, no viene del Padre, porque él solamente usa eso cuando es ESTRICTAMENTE NECESARIO y en MUY PEQUEÑAS CANTIDADES. Los milagros que pasan a veces desapercibidos en nuestra vida son más la obra de Dios, que cualquier sincronía o experiencia espiritual muy fuera de lo normal.

Nosotros no tomamos mensajes de Dios que vienen de otras personas, porque eso es querer pasar como profeta, lo cual ya no existe. Sabemos que Dios puede ayudar a una persona a través del consejo de otra persona, pero nos cuidamos mucho de recibir mensajes que específicamente nos dicen que vienen de Dios como tipo profecía. ¡Hemos visto el engaño y blasfemia incluso cuando en nombre del Espíritu Santo nos han querido mandar fuego como una forma de maldición! aún si el mensaje enviado no suena agresivo, nosotros no lo vamos a tomar como que “viene directito de Dios”.  Nuestro Padre le habla a cada Cristiano nacido de nuevo directamente y en su Palabra, nosotros no vamos a poner mensajes de hombres por encima de la Palabra de Dios, que es muy clara. El gran problema es que la gente pone experiencias como las lenguas, la profecía, las sanaciones, etc por encima de la Palabra de Dios.

Poner la base de la fe en manifestaciones sobrenaturales no puede ser una buena idea, porque la pregunta sería: ¿si no hubieras recibido o visto una sanidad, entonces qué hubiera pasado?  ¿y si no hubieras tenido esas experiencias extáticas que son parecidas a lo que hacen en la India, qué hubiera pasado?  ¿qué hubieras hecho si hubieras tenido que vagar 40 años en el desierto sin ninguna señal milagrosa?  ¿qué hubieras hecho si hubieras conocido a Jesús y no hubiera querido hacer milagros en tu presencia?  A Dios no se le conoce por lo sobrenatural, sino por una relación de padre-hijos, incluso si no podemos verlo físicamente. Si solo buscamos señales y poderes, ¿en donde queda la sinceridad de una relación totalmente incondicional?

A muchos nuevaeristas y otras personas los demonios los sanaron, y claro que estaban felices y agradecidos porque… ¿quién no lo está cuando sana de una enfermedad?  sin embargo, a Jesucristo no solo NO lo libraron de la cruz sino que sufrió horrores por nosotros, aún siendo Dios, no usó ningún poder sobrenatural en sí mismo ni para paliar su dolor de la crucifixión, ni para evitar los azotes, ni para sobrevivir.  Siendo Dios, no se curó a sí mismo ni huyó del dolor físico.  Jesús NUNCA habló en lenguas ni tuvo experiencias místicas, pese a las curaciones que hacía y a milagros como caminar en agua, nunca entró en un tipo de oración de éxtasis, siempre habló claramente. Los apóstoles solo hablaron en lenguas (idiomas) para predicar el evangelio y como señal a los Judíos.

Todos como ex-nuevaeristas tuvimos dolorosamente que cuestionarnos de donde vinieron nuestras sanidades, o nuestros poderes psíquicos y milagros. En mi caso por años estuve intentando sanarme de problemas de fertilidad, y pasé por muchos procedimientos dolorosos, pero de los cuales tuve enseñanzas muy valiosas de parte de Dios.  Llegando a la nueva era, recibo sanación completa por parte de demonios sobre este tema, para que pudiera embarazarme de un hombre que ellos habían seleccionado para mí, que me sumiría más en el camino a la perdición de mi alma por la nueva era. Pese a que tuve sanación, fue totalmente manipulada, y me puso en mayores riesgos espirituales y personales que cuando no había recibido tal sanación.

Dios no necesita ya a estas fechas convencer a nadie con prodigios. El que quiera, que lo siga por FE únicamente.  El que solo quiera prodigios, los encontrará desde la magia ritual hasta los falsos dones espirituales.

Las experiencias sobrenaturales son la constante común de quienes son engañados… podemos verlo con el caso de William Branham y la forma como fue engañado, creyendo que sus experiencias venían de Dios.

Es bastante natural que cada quien trate de justificar sus experiencias milagrosas, sanidades o creencias. Un nuevaerista querrá defender una sanidad por reiki diciendo que le funcionó y que si algo funciona no tiene que ser para mal, sobre todo si obtuvo lo que deseaba obtener. Un católico defenderá que recibió una sanación o un milagro de la Virgen de Guadalupe,  dirá que fue ella porque a ella le oró, y reforzará el tema totalmente anti-Bíblico de que “la reina de los cielos” hace milagros y debe ser adorada. Un Cristiano carismático defenderá sus sanidades, sueños proféticos y lenguas, alegando que vienen de Jesús y suceden cuando ora a Jesús, o que es Jesús el que se presenta en sus sueños, o Dios, y les da los mensajes. ¿Qué diferencia podemos ver entre estos tres casos?  en realidad muy poca. ¿Qué es lo que define a un verdadero Cristiano entonces?  el hecho de que no está en pos de ser complacido con experiencias sobrenaturales, sino busca complacer a Dios y respetar profundamente su Palabra.

Cabe mencionar que NO estamos negando que Dios haga milagros a la fecha, porque diariamente los hace, ni que no use a una persona ( a veces a la que menos esperas en tu vida ) para transmitir una advertencia, mensaje o consejo. Lo que estamos diciendo es que tales milagros vienen dados directamente por el Padre sin ningún tipo de participación en la decisión directa, y que cualquier persona será un mero instrumento pero no podrá orquestar ninguna sanación cuando EL lo decida o porque EL lo quiera, porque tenga una unción o se ponga a imponer manos cuando lo decida, o que diga que Dios le habla directamente para dar mensajes a otras personas, como los profetas del Antiguo Testamento lo hicieron.

Entendemos que a algunas personas les cuesta soltar la nueva era,  y a otros, les cuesta soltar las falsas experiencias supuestamente divinas.  Si toda nuestra fe se basa en señales, el día de la prueba y el día que no las tengamos… nuestra fe no se va a mantener, por ello debemos tener cuidado si la forma como buscamos a Dios es para atestiguar manifestaciones y dones sobrenaturales, o simplemente… porque es nuestro Creador, al que amamos, pase lo que pase.

Comparte el artículo con:

Dejar un comentario