Discernimiento

Mauro Biglino: ¿más de lo mismo?

Mauro Biglino es un escritor italiano que se ocupa principalmente de la historia antigua y el Antiguo Testamento, argumentando tesis ufológicas relacionadas con la teoría de los antiguos astronautas.

Este tipo de ideologías sobre antiguos astronautas y la creación de los humanos por parte de extraterrestres o annunakis ya ha sido ampliamente utilizada como herramienta para la venta de libros, teniendo sus origenes en autores como Zecharia Sitchin, otro partidario de la teoría de los antiguos astronautas,  quien ha sido ampliamente desacreditado.

Pero analicemos un poco de la historia de Mauro Biglino, a ver qué nos encontramos.

¿Quién es Mauro Biglino y qué enseña?

Mauro Biglino, después de asistir al Instituto Salesiano de Turín, formó parte del cuerpo especial de Infantería de los alpinos, desempeñando el papel de enfermero.

El autor del libro Chiesa Roman Cattolica e Freemasonry, declaró que Biglino había sido miembro de la Francmasonería durante unos diez años, y que había salido de ella a mediados de la década de 2000. Esto ya explica muchas cosas…

Biglino trabajó como traductor de la Biblia hebrea dentro de un proyecto para Editorial San Paolo – publicación del Vaticano – para el cual realizó traducciones. Posterior a esto, una jugosa idea de negocios cruzó su mente: vamos a vender libros promoviendo la paleoastronáutica y las teorías de antiguos astronautas, usando como pretexto el hecho de haber trabajado como traductor para el Vaticano. De hecho, tan pronto como se publicó su propio libro llamado “El libro que cambiará para siempre nuestras ideas sobre la Biblia – los dioses procedentes del espacio”, el Vaticano suspendió todas las futuras publicaciones de Mauro Biglino por mentiroso, pero la gente que ama las conspiraciones pensaron que posiblemente lo hicieron porque dice la verdad… entonces el plan de Biglino funcionó de maravilla.

Resulta curioso que justamente un hombre que ha trabajado para el Vaticano nos hable de tablillas sumerias, de Anunnaki, de Enki, de Enlil, de naves, de clonación… bueno, en realidad, no es tan curioso, sabiendo que siempre es mucho más redituable vender teorías de conspiración que analizar la Biblia correctamente.

Biglino presenta la hipótesis según la cual, en el Antiguo Testamento, el término Elohim no indicaba una sola entidad, sino un grupo de seres evolucionados y mejor identificados, que habrían acelerado la evolución de la raza humana, utilizando técnicas avanzadas de ingeniería genética, que se moverían mediante el uso de aeronaves, identificadas como una nave alienígena – o  dispositivos que tienen tecnologías que son desconocidas, y incompatible con el conocimiento del tiempo.

 En particular, destaca aquellas que considera referencias al conocimiento tecnológico de los “Elohim” , que habrían “creado” al hombre a su imagen y semejanza. De ahí la posible presencia de seres vivos de otros planetas o pertenecientes a civilizaciones avanzadas no reconocidas por la historiografía oficial.

Biglino, siguiendo las teorías de la paleoastronáutica, identifica a tales Elohim con los dioses de la antigüedad como los egipcios o sumerios, entre los Elohim estaría incluido el mismo Jehová.

Según Biglino, el concepto de pecado original consistía en que el grupo de seres que el autor supone que fueron modificados genéticamente por los elohim, tenían que ser, según Biglino, entrenados para servir a sus amos, con una nueva inteligencia, hábiles en la gestión en la agricultura, a diferencia de sus compañeros confinados fuera del jardín del Edén. Yahweh, de quien Biglino dijo haber sido erróneamente traducido como “Dios” , se supone que es solo un hijo menor de los Elohim; y él no sería nada más que un comandante militar a quien se le confió todo el pueblo judío.

Entre muchas de las locuras que encontramos en las enseñanzas de Biglino, destaca el aspecto puramente genético del ser humano: el único ser vivo “que no tiene un hábitat climático agradable para él”. El ser humano, tal como está estructurado, siempre ha tenido que adaptarse al clima modificándolo y muchas veces adaptándolo a su propia condición. También se reportan anomalías “genéticas ” en algunos factores congénitos, como el cabello y las uñas, que, dice, crecen constantemente. Según Biglino, ingún otro ser vivo en el planeta, en su opinión, podría vivir con estas limitaciones: un depredador tendría serias dificultades para cazar con el pelo largo y las uñas crecidas. Basándose en esta observación personal, Biglino argumenta que estos factores no pueden derivar de la evolución humana normal, sino que son rasgos genéticos elegidos por los Elohim durante sus intervenciones sobre la evolución humana. La verdad, entonces no entendemos porqué cada cierto tiempo tenemos que llevar a nuestras mascotas a que les corten las uñas y el pelo, si se supone que solamente a los humanos les deberían de crecer…

Mario Biglino y sus problemas judiciales

A principios de los noventa, Biglino fue interrogado, junto con otras 21 personas en el juicio del financiero turinés Aldo Bersano. Los delitos impugnados a los sospechosos fueron quiebra fraudulenta, fraude, malversación y violación de las regulaciones a través de la venta de instrumentos financieros y la realización de una serie de operaciones financieras frontales, destinadas a vaciar las diversas compañías financieras.

Biglino, en particular, fue acusado de haber obtenido, entre finales de 1984 y principios de 1988, cerca de 463 millones de liras en comisiones por la venta de instrumentos financieros. En octubre de 1991 fue condenado en primera instancia a cinco años y cuatro meses de prisión, reducidos en la apelación a dos años y cuatro meses. En marzo de 1993, en otro juicio, fue condenado a dos años y dos meses.

Mauro Biglino y las doctrinas de los alienígenas ancestrales

Frente al éxito de Biglino,  su trabajo fue analizado en un ensayo de Stefano Bigliardi, publicado en el sitio web de CESNUR, que se centra tanto en el contenido como en la recepción de sus libros. El estudio reconoce que algunas de las hipótesis presentes en sus libros parecen ser contribuciones originales de Biglino, pero también destaca cómo el marco de su obra es el mismo que el de otros escritores de la vena paleoastronáutica.

El ensayo también señala que Biglino tiende a presentarse al público como un académico, mientras que en realidad evita los modos de comunicación y construcción de conocimiento que caracterizan a los académicos reales (principalmente publicaciones revisadas por pares). Según este estudio, La fascinación de Biglino se explica por la capacidad de mezclar temas y formas argumentativas típicas de la conspiración con otras típicas del ateísmo, pudiendo así interesar diversos y amplios tipos de público.

Biglino también es reconocido con una notable capacidad de autopromoción. En un ensayo publicado por la revista Studi e materiali di storia delle religioni, Manuel Ceccarelli analiza críticamente algunas de las afirmaciones de Biglino (por ejemplo, la traducción del término elohîm), destacando cómo su enfoque se caracteriza por el método de análisis pseudocientífico típico de la literatura paleoastronáutica. El ensayo se centra en cómo la obra de Biglino se difunde y transpone dentro de los círculos de espiritualidad alternativa. Según el autor, la adhesión a las teorías de Biglino forma parte de los procesos de “individualización religiosa” y, en sus formas más extremas, llega a configurarse como una “cuasi-religión”.

En dos artículos publicados en un sitio web de Información Católica, Giovanni Marcotullio desaprueba las tesis de Biglino, considerándolas infundadas, abordando la cuestión de la pseudo – cientificidad de la teoría paleoastronáutica junto con la controversia sobre la traducción del término elohîm. El orador Dario Bressanini ha mostrado en primera persona como Mauro Biglino ha malinterpretado y reportado el contenido de un artículo publicado por la ciencia sobre las fusiones y mutaciones genéticas – aunque estadísticamente muy raras – que ocurren en la familia del trigo y llevaron a la aparición del trigo moderno, que pueden considerarse como un signo de una acción externa o prueba de la acción intencional de una raza más evolucionada.

Mauro Biglino y el negocio del entretenimiento

Resulta claro que personas como Biglino están detrás de un jugoso negocio usando doctrinas conspirativas y sensacionalistas que atraen tanto a las personas. Y esto no excluye el mundo del cine y de los cómics.

Biglino se interpretó a sí mismo (actuando en inglés y luego para la versión italiana) en la película:  Creadores – el pasado (2020), película dirigida por Piergiuseppe Zaia, que cuenta con la participación de Gérard Depardieu, William Shatner (sí… el actor de Star Trek)  y Bruce Payne; en la misma película, Biglino se acredita como “consultor histórico y bíblico”.

Veamos lo que este “consultor histórico y bíblico” avala, leyendo la sinopsis de la película:

“Se está produciendo un alineamiento galáctico masivo y sus efectos afectarán a todas las formas de vida en el cosmos. Ocho Dioses gobiernan y dirigen el universo: son los Creadores. En una época lejana, forjaron un instrumento que custodiaría el conocimiento divino de la creación: el Lente; ocho lentes para ocho creadores. Cada uno de ellos dio vida a un sistema estelar, encerrando sus secretos y la clave de su esencia dentro de la propia Lente. Años después, algunos planetas y sus criaturas comenzaron a surgir del plan divino al que estaban predestinados. Ahora es el momento de que el Consejo Galáctico se reúna y decida el destino de los cielos, pero se necesita el poder de toda la Lente para gobernar el universo y sus leyes. Nuestro planeta está a la deriva y el Regente de la Tierra, no queriendo ajustarse a los objetivos del Consejo, no se presenta a la apelación y oculta la Lente en la dimensión humana.”

Nada más faltó Thanos en esta imagen de la película donde participó Biglino 🤣

Cualquier similitud con las películas de Marvel como “The Eternals” no es casualidad… al menos Marvel no dice que se basó en la Biblia para inventar estos cuentos, sin embargo hace unas semanas vimos una sinopsis de The Eternals donde sus creadores también se basaron en ideas de dioses paganos para crear a sus personajes, lo cual plasmaron en la película. En fin, nuevamente como dice el título de este artículo, más de lo mismo.

Por cierto, Biglino también es coautor de varios cómics basados en sus libros. No, pues si se le ve muy confiable a este señor… 🙄

Conclusiones

Mauro Biglino denigra el Antiguo Testamento, y quiere denigrar a YHWH porque tiene el objetivo final de denigrar a Jesucristo.

Biglino utiliza astutamente 3 argumentaciones para tratar de denigrar a la Biblia y a Jesús:

1.- La teoria de los antiguos astronautas. El dice que YHWH era un alienígena, pero esta teoria es ilógica. La cuestión es que la ciencia NO ha encontrado señales de vida inteligente, por tanto la veracidad de estas afirmaciones queda con la misma firmeza que las historias creadas en películas como Star Wars.

2- La supuesta “violencia” de Dios en la Biblia. Argumentacion vieja de 1900 años, ya Marción lo habia dicho. Dios no es solo amor, sino tambien justicia.

Todos sabemos que según la mentalidad del Antiguo testamento la violencia y el castigo estaban relacionadas a la justicia de Dios. Dios manifestaba su justicia con el castigo porque todavía no había enviado su Hijo. Había enviado los profetas para anunciar la venida del Hijo. Por eso en los libros del Antiguo Testamento hay cerca de 300 profecías que anuncian la venida del Hijo.

Pero justamente porque el Hijo no había venido y no había podido salvar al mundo, el pacto entre Dios y el hombre era todavía “antiguo”. Justamente por esta razón cada pecado contra Dios tenía que ser castigado severamente con la muerte, porque el Hijo todavía no había llegado.

Dios (Yahweh) era un padre severo que castigaba los pecados. Castigaba quien no le obedecía y quien no cumplía con la Ley, y castigaba quien no tenía fe en él. Dios en el Antiguo Testamento tenía que ser infinitamente justo castigando todos los pecados exactamente como lo es Dios en el Nuevo Testamento. Pero en el Nuevo Testamento Jesucristo ha venido para quitar el pecado del mundo y restablecer el pacto inicial entre Dios y el hombre. Ahora ya no hay más castigo terrenal, pero el que cree en Jesucristo está salvo. Justamente por esto Dios ha enviado su Hijo, que es el Verbo, Dios mismo.

3- El odio hacia el Vaticano y hacia los curas. Pero eso no tiene nada que ver con la veracidad de la Biblia.

En cierta forma agradecemos a quienes nos referenciaron hacia este autor. No deja de ser más de lo mismo, como el título de este artículo lo indica, y nos haremos cargo de agregarlo a la lista de los programadores mentales más peligrosos. Lamentablemente, hay gente que le cree, que le compra sus libros y que ni siquiera sabía que este señor es un chanta que se dice experto y no lo es, que ha tenido problemas con la ley y que se forra los bolsillos con películas y comics. Tal vez esté aplicando para entrar a escribir libretos para Marvel… y la gente le cree, resultando lo mismo que si la gente pensara que Star Wars es la pura verdad, y que posiblemente Yoda vino a crear la raza humana.

¡Investiga antes de seguir las enseñanzas de cualquier persona que se dice experta! y date cuenta de la agenda detrás de todas estas enseñanzas.

Te recomendamos también leer este artículo que tenemos al respecto de este tema:

Comparte el artículo con:

2 comentarios

  • A la gente le encanta creer cualquier cosa que les diga que Dios no es tal, que no existe o que no le deben nada porque no hay pecado el ser humano actual no soporta que le digan que hace algo mal.

  • El Dios del Antiguo Testamento no siempre era tan castigador, también tenía misericordia de sus hijos, aunque sí que disciplinaba, lo hacía con amor cuando pecaban. El rey David y el rey Salomón son un claro ejemplo de ello, entre otros. No se la pasaba todo el tiempo castigando, también protegía, nutría y salvaguardaba, y favorecía en todo a Israel aun a pesar de que Israel continuamente metía la pata. La historia bíblica ocurría en períodos de tiempo muy prolongados y los castigos eran muy puntuales. Luego ocurría que Israel se hacía enemigos y claro, si Yahvé había hecho un pacto con Israel, tenía que cumplirlo, o de lo contrario habría estado mintiendo. Enseñar un Dios que sólo condena es seguirle la corriente a estos conspiranoicos que ya hablan por hablar. Un abrazo y bendiciones.

Dejar un comentario