Preguntas y Respuestas

¿Qué tanto sabía María sobre quien era Jesucristo?

Esta es la traducción de una ponencia de “discover the book ministries” de los Estados Unidos, que nos pareció muy interesante de compartir, sobre todo sabiendo que Latinoamérica es más que nada católico, y dentro de ese catolicismo, es Mariano (es decir, que le oran a la Virgen María y le atribuyen divinidad).

Pregunta:

Los católicos siempre hablan mucho sobre María. Tengo curiosidad por saber qué era lo que realmente María sabía de acuerdo con lo que dice la Biblia. ¿Qué tanto sabía sobre la divinidad de Jesús, y cuándo lo supo? Lo pregunto porque me viene a la memoria la ocasión en que Jesús tenía 12 años y se quedó en el templo y sus padres lo fueron a buscar y querían saber qué hacía allí, mientras que los que lo escuchaban en el templo estaban maravillados por lo que decía… ¿porqué José y María no entendieron lo que estaba pasando?

También cuando Jesús inició su ministerio, hubo una ocasión donde se reunió mucha gente a escucharlo, y la gente tenía hambre, por lo que su familia fue a buscarlo y a comentarle lo que estaba sucediendo. Por tanto, yo me pregunto: ¿María entonces no sabía quién era su hijo, o cuándo lo supo, y qué tanto entendía lo que Jesús vino a hacer a este mundo?

Respuesta:

Esta es una muy buena pregunta, sobre todo considerando que hay religiones que le atribuyen a María la omnisciencia (saberlo todo) así como la onmipresencia (estar en todos lados como Dios lo hace). Por ello los católicos creen que le pueden orar a María, pero ella nunca exhibió tales características en la Biblia.

La respuesta más corta acerca de cuándo María supo sobre la misión de Jesús, es que ella se fue dando cuenta de ello, tal como pasó con los discípulos. Cuando Dios le avisó que daría a luz al hijo de Dios, ella lo aceptó, pero habían muchas cosas que ella no comprendía totalmente. Aun a la fecha nosotros estamos tratando de entender la encarnación de Dios a través de María, y cómo Jesús podría ser totalmente divino, se comunicaba con Dios, y era también humano. Incluso entender cómo funciona lo de la trinidad es complicado para nosotros. En el caso de María, la Biblia muestra que ella se fue dando cuenta de más cosas. Lo que vemos es que ellos no sabían que Jesucristo se estaba dirigiendo hacia un ministerio de enseñanza, incluso ninguno de sus hermanos lo creían e incluso se llegaron a burlar de él. Mucha gente no creía hasta después de la resurrección.

Lo que se nos dice en la Biblia es que María conocía bien las Escrituras y las atesoraba en su corazón: Lucas 2:19: “Pero María atesoraba todas estas cosas, reflexionando sobre ellas en su corazón”.  Realmente ella pudo conectarlo todo cuando estuvo de pie delante de la cruz. Recordemos que se le dijo que una espada atravesaría el corazón de María también, y ella estuvo en la crucifixión acompañando a Jesucristo. Cualquier madre que ama a sus hijos entiende cómo el sufrimiento de ellos se traspasa a sus madres por ser una conexión tan cercana.

Sin embargo, podemos ver que María no entendía en su totalidad a Jesucristo cuando en Juan 2, ella empieza a ordenarle a su hijo que hiciera cosas, como cuando le pide el milagro del vino. Es importante hacer notar que Jesucristo NUNCA la llamó “madre”. La llamaba “mujer”.

Veamos lo sucedido en las bodas de Caná:

Juan 2 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Las bodas de Caná

2  Al tercer día se hicieron unas bodas en Caná de Galilea; y estaba allí la madre de Jesús.

2 Y fueron también invitados a las bodas Jesús y sus discípulos.

3 Y faltando el vino, la madre de Jesús le dijo: No tienen vino.

4 Jesús le dijo: ¿Qué tienes conmigo, mujer? Aún no ha venido mi hora.

5 Su madre dijo a los que servían: Haced todo lo que os dijere.

Es interesante notar que varias traducciones más “actuales” ( y seguramente con la edición católica) cambian la palabra “mujer”, por la palabra “madre”. Este es un fragmento del mismo pasaje, en la versión TLA (traducción en lenguaje actual):

3 Durante la fiesta de bodas se acabó el vino. Entonces María le dijo a Jesús:

—Ya no tienen vino.

4 Jesús le respondió:

Madre,[a] ese no es asunto nuestro. Aún no ha llegado el momento de que yo les diga quién soy.

Decir “madre” o decir “mujer” son dos palabras muy diferentes. Así mismo, la respuesta de “¿qué tienes conmigo, mujer?” es mucho más tajante y excluyente, mientras que decir “madre, eso no es asunto nuestro” no solo implica la idea católica de María como madre de Dios, sino que la incluye en los asuntos de Cristo.

Nosotros pensamos que Cristo desde un inicio se mostró así de tajante con María, sabiendo que después la gente se podría inclinar por adorarla a ella. Otro pasaje Bíblico que nos confirma esto es Lucas 11:27:

Los que en verdad son bienaventurados

27 Mientras él decía estas cosas, una mujer de entre la multitud levantó la voz y le dijo: Bienaventurado el vientre que te trajo, y los senos que mamaste.

28 Y él dijo: Antes bienaventurados los que oyen la palabra de Dios, y la guardan.

Podemos ver aquí que Jesús le quita la bienaventuranza a María, para dársela a quien siga la Palabra de Dios. Esto debería ser un punto irrefutable para los católicos al respecto de desobedecer lo que Dios les advirtió sobre la idolatría, para alabar a María como a una diosa.

Lo que podemos leer en la Biblia no es que María fuese omnisciente. Ella se fue dando cuenta de las cosas poco a poco. Ella no era perfecta, no fue sin pecado concebida, ya que ella misma admitió que necesitaba de un redentor. Era una mujer virtuosa que conocía las Escrituras y confiaba en Dios, pero no entendía todo al 100%, sino que fue entendiendo poco a poco.

Después de la crucifixión, Juan se llevó a María con él a Éfeso, que se convirtió en la iglesia más grande del mundo antiguo, donde Juan era el pastor luego de que Timoteo murió.

En resumen, la Biblia nos muestra que ella no entendía todo a un inicio, y que ella fue entendiendo más y más a medida que pasó el tiempo.

La idolatría alrededor de la Virgen María y la reina del cielo

En este texto ya estamos refutando de manera Bíblica la divinidad de María o cualquier influencia que ella pudiese ejercer a nivel espiritual. La Biblia tampoco menciona que ella fuese sin pecado concebida, que se haya quedado virgen (ella tuvo otros hijos) ni que haya ascendido al cielo.

La falsa María la podemos encontrar en muchos lados….

En realidad, todas estas son la representación pagana de la diosa, la reina del cielo, y detrás de esta diosa pagana está el enemigo de Dios.

Si María viese la idolatría generada alrededor de su imagen, seguramente se sentiría devastada. Si ella pudiera platicarnos de su voz lo que realmente vivió, muchos dogmas especialmente católicos se caerían. Ella nunca pediría que le oren a ella, porque ella no puede escuchar a las personas o ayudarlas. Ella advertiría con vehemencia que las profecías y mensajes supuestamente dados en su nombre NO SON DE ELLA. Ella posiblemente nos explicaría cómo la adoración a una diosa femenina era parte del paganismo antiguo, y que es el enemigo de Dios quien quiere infiltrar esas ideas re-empacadas bajo las verdaderas figuras Bíblicas como lo es ella, como lo es María Magdalena (de quien puedes leer más en este artículo) etc.

Lo mismo pasa con los que adoran o se comunican con ángeles. Si ya escuchaste el testimonio de Arella, verás que fue precisamente un ángel que se identificó como ser “de los buenos” para engañarla. Esto pasa a nivel masivo, tanto que ya hay personas que practican la angelogía y que dicen recibir mensajes de ángeles. No ponemos en duda que reciban mensajes de ángeles, la pregunta es: ¿de cuáles? porque son los ángeles caídos los que están muy activos, y si estas personas conocieran la Biblia sabrían distinguir entre los ángeles engañosos y los verdaderos. Es más, los verdaderos ángeles leales a Dios muy rara vez se comunican con los humanos.

El enemigo es astuto, pero cuando el Padre nos revela la verdad a través del Espíritu Santo, podemos ver a través de sus engaños. María desea que todas las almas sean salvas, que los pecadores se arrepientan. Pero ella quiere que se hagan las cosas como la Biblia lo indica, a través de una conexión directa con nuestro Creador: Padre, Hijo y Espíritu Santo, y de nadie más. Ni a través de vírgenes, ni de santos, ni de intermediarios. Ella nunca aceptaría un templo dedicado a ella, ni que se le ore, ni que se le canten las mañanitas.

Esto es lo que pedimos a Dios que los católicos puedan entender, abrir los ojos y dejar de lado las tradiciones de hombres y los engaños del enemigo. Sabemos que muchos católicos aman a Cristo, pero aún siguen aferrados a lo que les enseñaron y a los catecismos, e ignorando la Palabra de Dios cuando habla al respecto de la idolatría y de solamente adorar y orar a Dios. Es tiempo de dejar atrás la idolatría y dejar de adorar a diosas paganas disfrazadas de María. Ella estaría clamando que abran los ojos y conozcan la verdad, porque la verdad les hará libres.

Si pudieras hablar con la verdadera María Bíblica…¿qué le preguntarías?

Comparte el artículo con:

3 comentarios

  • Es que para la gente es muy difícil de creer que haya espíritus impuros posados en Estatuillas y en altares
    A menos que vean esas cosas sobrenaturales ellos piensan que tener imágenes no tiene porque ser peligroso y menos si el párroco de confianza les dice que ese ” santito” es
    Para “protección” quizá a los que haya que abrirles los ojos para que vean el error en el que se metieron y que están jalando a los demás sea a los parrocos y a lasgentes de servicio en las parroquias y capillas así también a las gentes de los seminarios y los monasterios y aún así la mayoría de nosotros cree por convicción propia lo que uno elige creer a veces sin querer verificar lo contrario

  • Me encantó este artículo,mi país que es Paraguay,es 90% católico,y nunca pude encajar yo en la sociedad debido a que para mí los Santos,vírgenes y ángeles eran casi ciencia ficción.Siempre sentí que mi único Dios y padre era el creador de todo el universo y Jesús de Nazareth su hijo,el único medio para llegar a él.Por fin todos mis cuestionamientos internos han sido respondidos con este artículo (y digo interno porque si llegaba a expresarlo libremente me condenarían a atea o satanica,ya que en mi país la gente es muy intolerante a conocer la verdad y dejar de practicar la tradición de hombres)Gracias nuevamente y bendiciones a Uds

  • la gente se aferra a sus creencias y no las puedes sacar de ahi yo en especial con mi familia lo estoy pasando pero yo ya empece a poner mi granito de arena y los entiendo cuando yo llegue aqui creeme yo pensaba no puede ser todo esto hqsta que poco a poco se me callo el velo delos ojos y vi las cosas como son realmente y le doy gracias a Dios por averlos encontrado fue muy dificil para mi aceptarlo y mi familia me decia fanatica religiosa porque la gente cree todo lo que les dicen en sus iglesias y no los cuestionan y no creen lo que dice la biblia.

Dejar un comentario