Buscar
El linaje… ¿me condena o me condiciona?

El linaje… ¿me condena o me condiciona?

¿Existen las maldiciones generacionales? en este artículo explicamos nuestra opinión acerca de las influencias que se pasan por el linaje.

Muchas personas nos han hecho ésta pregunta al respecto de lo que comentamos sobre los linajes, ya que en varios videos y también en los testimonios hemos comentado sobre los linajes en los cuales las familias venían haciendo prácticas de paganismo y asociándose con los caídos, y cuya influencia se traspasó a los hijos de una forma u otra.   Algunas personas piensan que el linaje no puede causar maldición o influencia, puesto que se nos ha dicho que ya no estamos bajo maldición sino bajo gracia.  Sin embargo, las maldiciones generaciones tienen cierto peso, y si no lo creemos, habría que preguntarnos porqué la raza humana sigue caída tras lo sucedido con Adán y Eva.

Muchas personas, investigadores incluso que se dicen Cristianos, han salido con teorías sobre linajes de descendientes de los caídos, asignando al ADN la maldad o tendencia hacia el pecado. Esta postura siempre me ha puesto incorrecta, ya que implicaría que por ejemplo un humano solo por su ADN tendría una condenación asegurada, independientemente de lo que haga ante el Padre. Honestamente no pienso que sea así, y es por ello que no me suscribo a las teorías de la “semilla de la serpiente” ni tampoco me alineo con las personas que dicen que ciertos linajes illuminati no tienen redención porque tienen “cierto” ADN.

TODA la humanidad, no importa la raza o el linaje, tiene la oportunidad de ser salva a través de Jesucristo. Nadie se condena por su raza o por su linaje o por su ADN. Lo único que condena a un hombre son sus acciones, y no importa si sus antepasados hicieron pactos con los caídos y les sirvieron. Solo a través de la gracia de Jesucristo alguien puede salvarse, y ésta gracia fue concedida a todas las personas en el momento de la muerte de Jesucristo en la cruz.

Habiendo dicho ésto, antes de la muerte de Jesús, la Biblia habla mucho de razas, linajes, genealogías, líneas de sangre y derechos de nacimiento. El Padre separó a un pueblo que recibió ciertas promesas y bendiciones, y hubo otros pueblos que recibieron maldiciones. Pero existen muchos ejemplos de excepciones a la regla. Por ejemplo, hubo Israelitas que hacían cosas malas, y personas de linajes maldecidos que hacían cosas buenas. Lo mismo podemos ver hoy en día, hay personas que se supone vienen de familias muy creyentes y terminan haciendo malas obras y engañando, y hay personas que vienen de familias paganas y terminan trabajando para la Gloria de Dios.

La razón por la que invitamos a las personas a examinar su linaje no es para que se sientan malditos por default en base a lo que hizo la abuelita bruja o el bisabuelo masón, sino para indagar aquello que pudo haber predispuesto un ataque más frontal y directo de los caídos sobre sus vidas, en base a los derechos que ellos pretendían reclamar sobre los descendientes. Como dijimos, la raza o el linaje de una persona no determina su respuesta hacia Dios, pero puede predisponer a su espíritu a ser “jalado” hacia cierta dirección.

Esto lo comento por mi propio caso : mi corazón y mi alma siempre fueron del Padre y de Jesús, pero mi linaje me influenció desde temprana edad, en el ejemplo visto en mi madre y hermanas que empezaron con la programación nuevaerista, y con situaciones paranormales desde niña donde se estaba esperando el mejor momento para con engaños jalarme a la agenda que seguramente venía de manera generacional.

Podemos ver un ejemplo en el caso de Caín:

Génesis 4:6-7

6 Entonces Jehová dijo a Caín: ¿Por qué te has ensañado, y por qué ha decaído tu semblante?

7 Si bien hicieres, ¿no serás enaltecido? y si no hicieres bien, el pecado está a la puerta; con todo esto, a ti será su deseo, y tú te enseñorearás de él.

Vemos que el Padre ofrece a Caín la posibilidad de perdón por un momento, pero Caín decide irse por su cuenta. Tal vez tal decisión fue influenciada, pero seguía siendo la decisión de Caín, y de él solamente.

Sin importar tu linaje, lo que hicieron en tu familia, la decisión es tuya. Puede ser un reto mayor venir de una familia contaminada por el control de los caídos, y la verdad es que creo que son mínimas las familias donde no hubo algún antepasado que se metió donde no se debía. Por tanto la importancia es de reconocer lo que te puede estar influenciando para que puedas enfrentarlo, pero sin olvidar que la decisión es tuya al respecto de caer en las influencias y caminos armados para la agenda que tenían para ti, o bien alinearte con el Padre. La decisión es tuya, el perdón está a la mano, y aunque es cierto que el Padre ve los corazones y ayuda a ciertas personas a salir de engaños o de agendas generacionales, a nadie le niega su perdón ante un corazón sincero.

Únete a la discusión

2 comentarios
  • Mi pregunta al entrar aqui, creo fue respondida, entonces puedo estar tranquila, de que todo esas puertas abiertas se cerraran completamente al estar con Dios, es así verdad??
    Sin necesidad de ponerme a indagar en mi familia??

    • Hola Dorys: en el momento en que te das cuenta de la verdad, y que conoces las Escrituras, ya no es tan necesario ponerse a indagar, puesto que tú ya estás rompiendo con cualquier influencia que hubiese sido transmitida a tu línea familiar. Cada persona responde por sus acciones, por tanto, no es necesario que indagues, pero si te sientes más tranquila, puedes hacer una oración por tu familia, la cual tenemos en el blog y que puedes revisar en la siguiente liga: https://caminoalregreso.org/oracion-de-sanacion-generacional/