Testimonios

Grupos de alcohólicos anónimos y ocultismo: el testimonio de Alejandra

Este testimonio confirma la correlación de prácticas de ocultismo con la organización de alcohólicos anónimos, y el peligro de mezclar esas creencias con  técnicas de recuperación de adicciones.

Primeramente, quiero dar las gracias a nuestro Padre Creador por haberme quitado las venda de mis ojos y haberme mostrado el camino hacia la verdad, pese a mis desobediencias a lo largo de mi vida. Gracias al Padre y a Jesucristo que me han mostrado la verdad a través de la Biblia.

Hoy puedo decir que veo la vida con otros ojos y que todo lo que ocurre a mi alrededor que antes no entendía, ya cobra sentido. Escribo mi testimonio para ayudar a otros en su camino a la verdad y espero que sea de gran ayuda.

Fui criada en la religión católica, con unos padres arraigados en esta religión, con muy pocas respuestas y explicaciones respecto a Dios, todo se limitaba a asistir a misa cada domingo y a escuchar una que otra vez la palabra Dios en la semana, solo para inculcarnos miedo frente a determinados temas como el sexo, la droga, lo que fue para mí poco, pues asistía a misa por que me obligaban, y comencé a crearme mis propias ideas frente a la vida.

En mi adolescencia mis ideas eran totalmente contrarias a lo que hoy sé que Dios quiere para sus hijos, era tan terrenal que parecía que no poseía ningún bien espiritual. Desde muy joven comencé a realizar prácticas que hoy sé que desde allí comenzó mi gran carrera para contaminarme y terminar en la nueva era.

Hoy cobra sentido todo esto, asistía a lugares a hacerme leer las cartas, creía en el horóscopo y en cuanta predicción me dijeran sobre mi presente y futuro, comencé a darle rienda suelta a mi sexualidad sin el mayor pudor, considerando que era mi cuerpo y que no tenía nada que cuidar, asistir a rumbas, consumir licor y a llenar mi vida de cosas materiales, con la convicción de que esto me daría la felicidad… cuán equivocada estaba, pues cada vez me sentía más vacía.

De nuevo, encontramos la pirámide en el logo de alcohólicos anónimos

A la edad de 22 años, conocí a mi actual esposo con el que tengo una niña que hoy tiene 19 años, a la que amo inmensamente y agradezco al Padre por ella. Al tiempo de haberme casado descubrí que él consumía drogas, pero igual no le dí mayor importancia, pues creía que yo podía cambiarlo, hoy me doy cuenta que hasta me creí “dios”. A raíz de esa circunstancia, mi esposo en busca de ayuda asistió a un grupo de AA de 5 y 6 pasos, donde prometen vivir una “experiencia espiritual” en un fin de semana donde se encuentran respuestas y sanación; efectivamente él asiste y llega muy convencido y feliz de lo que allí vivió, así sucesivamente sigue asistiendo a reuniones, y cada mes a apoyar en esa supuesta “experiencia espiritual” a los que llegan por primera vez, así transcurren varios años hasta que decide llevar a nuestra hija cuando tenia 14 años con la consigna de que comenzará a conocerse y a sanar si tenía algún dolor interior, cabe mencionar que constantemente me invitaba (yo no consumía drogas, y el alcohol que consumía era ocasional, pero la consigna de dicho grupo abarca tanto drogas, alcohol y todo trastorno emocional como ellos lo llaman), a lo que yo me negaba, pero no por que mi confianza estuviera en el Padre, sino por que consideraba que era mucho mejor que las personas que allí asistían, o sea mi orgullo me impedía acompañarlo. Efectivamente mi hija asistió y de igual forma llegó feliz, diciéndome que era una experiencia muy sanadora donde se comenzaba a conocer uno mismo. Ya la presión de asistir venía por el lado de los dos, mi esposo ya llevaba 5 años asistiendo y mi hija un año y accedí a acompañarlos, sin saber que allí daría inicio con toda fuerza a mi incursión en la nueva era.

Ese fin de semana marcó un papel muy importante, ya que me pegué a ese lugar a tal punto que asistía casi a diario, donde terminé siendo parte importante en la jerarquía de ese lugar, abría el grupo, daba reuniones, me convertí en una de las líderes, una de las manos derechas en todo este cuento. Allí se comenzó a vivir regresiones, canalizaciones, hipnosis, ayahuasca, apertura de los chacras, hoponopono, curso de milagros, programación neurolinguística. Mi mente comenzó a dar un cambio total a tal punto de creerme con todo el poder de cambiarlo todo y que todos éramos “dios”, que nada era bueno ni malo, que todo formaba parte de mi “evolución”, que Satanás era un mito. Veo con gran claridad el control mental que se ejerce con todas estas prácticas, y el gran peligro de desconectar nuestra mente consiente de nuestro corazón.

Me duele recordar cuánta barbaridad y blasfemia cometí, cómo de un momento a otro el Dios que siempre busqué se convirtió en un espejismo, y cómo me alejé totalmente de su presencia.

Mi mente estaba totalmente contaminada de demonios, hoy eso lo sé, pero ¡cuánto tuvo que pasar para realmente conocer a Dios y acercarme a Jesucristo y aceptarlo como el Salvador!

Quiero dar énfasis en lo que se refiere a AA y cómo de un momento a otro, éstas prácticas comenzaron a ser parte de dicho programa.

El programa de AA en su consigna habla de unos pasos a seguir para alcanzar la sobriedad, donde te invitan a seguirlos uno a uno, en dichos pasos se enfatiza en Dios o como tú lo percibas, es decir, sea cual sea tu inclinación o creencia, desde allí comienza todo mal, pues claramente solo hay un Dios Creador, y estar otorgando el nombre de Dios a cuantos desees, terminas adorando a todo menos al Creador.

Estudié a fondo estos pasos y la historia de su fundador, Bill W, y la manera como llegaron éstos pasos a establecerse, claramente habla que fue en un estado de “trance” o desconexión de su mente consiente, donde enfatiza que fue un “ángel” quien guió sus manos ( hoy sé qué ángel lo hizo), en aquel entonces solo lo tomé como guía espiritual que venía del Padre, cuan equivocada estaba, pues hoy sé con exactitud que el Padre no se comunica de esta forma con su creación. No es de extrañar que siguiendo estos pasos, las prácticas antes mencionadas se fueron dando de un momento a otro sin buscarlas y en la ignorancia de todos los que hacíamos parte de dicha agrupación, fue tomada como un regalo para “evolucionar”, y se hicieron cada vez más frecuentes, pues ya se tomaban como una forma de sanación.

Si quieres leer más sobre alcohólicos anónimos, haz click aquí.

Es de suma importancia dar buena parte de este testimonio de la forma como Dios tuvo misericordia de mí y toco mi corazón, llegó de una forma inimaginable, todo comenzando con un video de Arella, de su testimonio de salida de la nueva era, solo fue escucharlo para que comenzara a surgir en mí la duda, el temor y en consecuencia, me sentí sin piso, sin en qué creer y en que no, y desde aquel día ya van dos años donde día a día busco mi reconexión al Padre Creador aceptando a Jesucristo como mi Salvador y leyendo la Biblia, no ha sido fácil pues los ataques han sido constantes , pero doy fe del gran milagro que sucede en uno cuando ora a Dios, cuando tomo ese maravilloso libro y lo hago parte de mi vida, cuando pido a Jesucristo que interceda por mí ante el Padre, cuando pido al Espíritu Santo que viva en mí, y me rindo en mi debilidad humana y le pido al Padre que sea El quien guíe mi vida, que no soy nadie sin su presencia, que mi voluntad, mi mente, mi corazón, mis emociones son mi mayor debilidad y reconozco mi ignorancia sin su presencia.

Esta información fue transmitida a varias personas encargadas de dicha “agrupación” a la que hoy sé que solo se trata de una secta, a la que hicieron caso omiso y prefirieron seguir con sus prácticas que buscar la verdad. Comprendo claramente que Satán contaminó su mente y espíritu, me atrevo a decir que sus almas están tan contaminadas de poder, de ego, que entran a tomar posesión entidades demoníacas en aquellas personas, donde día a día van a hacer lo posible por que sigan engañados, a tal punto toma posesión Satanás que se atreven a decir que la Biblia es un libro obsoleto… claro, para nada le conviene que crean en ella, pues allí esta la verdad, y Satanás es el padre de la mentira y el engaño.

Mi corazón aún se siente afligido en ocasiones, porque no es fácil que estas entidades demoníacas renuncien al derecho que les otorgué desde mi adolescencia, y que día a día fui dando más potestad sobre mí con todas estas prácticas.

Hoy reconozco que en la Biblia está toda la información que necesito, que allí Dios dejó todo el conocimiento que requiero para ser feliz, para tener tranquilidad y en cada una de sus líneas me previene de todo lo que debo estar alejada, si quiero estar en su presencia.

Gracias infinitas al Padre y a su hijo Jesucristo, por su inmenso amor y misericordia conmigo y mi familia y hoy solo deseo que este testimonio pueda servir a alguien, que como yo estaba perdida y se desvió del verdadero camino.

Comparte el artículo con:

4 comentarios

  • Hola, también soy un cristiano que advierte a los hispanos sobre los peligros de AA. Podría estar interesado en ayudarme a hacer esto participando en las discusiones en línea que tendré con aquellos que quieran saber la verdad sobre los programas de recuperación y el llamado “alcoholismo”. Por cierto, el inglés es mi primer idioma. Así que por favor perdona mi mala gramática.

    Jim Battle

  • Hola este es Luis Delgado. Y quisiera mas Inf. sobre la secta de A A. ya que yo acudo al grupo pero , algo noto mal alli.

    • Luis, lee el capítulo 16 de “Transmítelo”, que es un libro oficial de AA, allí dice que Bill Wilson y Bob Smith usaron la Ouija en relación con el programa, hay una conexión con el ocultismo en los orígenes de AA, pero además de esto, hay un problema fundamental, el paso 3: “Dios como nosotros lo concebimos”, el Dios de la Biblia, en el cual creemos los cristianos no es como cada quién lo conciba, Él se nos reveló, Jesús es el único nombre dado a los hombres en el cual hay salvación, pero en AA no escucharás nada de eso, porque para AA: Dios es como cada miembro lo conciba, lo cual es ridículo, imagínate que estás al lado de un satanista, de un santero, de un islámico y luego rezan la oración de la serenidad a “Dios”, ¿acaso estarían todos rezándole al mismo Dios?, por supuesto que no. El paso 3 y el cristianismo son como dos trenes chocando frontalmente a toda velocidad, no hay forma en que puedan coincidir, Jesucristo es el Señor o no lo es, si lo es entonces no puede equiparársele con ninguna otra “deidad” en un programa “espiritual”.

  • El testimonio es verdadero, yo fui parte de A.A durante 15 años y en un inicio me ayudo porque deje de beber alcohol y me ayudo a conocerme a mi misma, pero con el paso del tiempo empece a sentir necesidad de Dios de forma real y genuina y me di cuenta que no era ahi en donde yo podía saciar esa sed.
    Pues había muchas contradicciones en el programa de doce pasos en el que cada quien concibe un “poder superior” que puede ser cualquier entidad no precisamente a Jesucristo quien es el único Dios vivo y redentor de la humanidad.

    Entonces los miemblros del grupo tienen todo tipo de concepciones espirituales hay entre ellos santeros, adoradores de la muerte, de santos, otros son ateos porque el único requisito para ser miembro de A.A es el deseo de dejar la bebida y como tal los miembros tienden a cometer todo tipo de pecado mientras no se beba alcohol dando rienda suelta al adulterio, soberbia, manipulación, fornicacion, envidia y demás pecados. Además de que el programa desde sus inicios tuvo influencia de sacerdotes jesuitas con todo lo que eso implica.

    Definitivamente al empezar a conocer a Dios mediante su palabra en la biblia empece a cuestionarme si debía seguir ahi y senti una lucha interna muy fuerte porque parte de mi quería segui ahi por las cosas positivas que obtuve en un inicio y el afecto que tenía hacia ciertos compañeros de la agrupación pero definitivamente el Espíritu Santo de Dios me saco de ahi y ahora soy libre en Cristo.

Dejar un comentario